Proteger tu djembe adecuadamente es muy importante para que te dure más tiempo. Nuestros tambores nos dan muchas satisfacciones y nos gusta que nos acompañen a muchos sitios. Es importante cuidarlos adecuadamente tanto en los desplazamientos como el tiempo en el que los tenemos guardados para que duren más.

Si todavía no tienes un djembe pero te mueres de ganas por empezar a tocar percusión africana, en este otro artículo tienes un montón de información que te ayudará a decidirte, además de enlaces para que compres el que más te guste.

El cuerpo del djembe suele estar hecho de madera, aunque en muchas ocasiones también lo encontramos de fibra u otros materiales. La madera estará mejor protegida si está en una funda que evite golpes, arañazos, etc. También es importante intentar mantener una humedad relativamente constante, ya que si no es así, pueden aparecer grietas con más facilidad.

La otra parte especialmente delicada de un djembe es el parche. Suele ser de piel, casi siempre de cabra; en ocasiones también es piel de vaca o caballo. La cabra es especialmente delicada ya que es más fina y al tener mucha tensión, se puede romper fácilmente con un golpe.

Muchas veces se rompe incluso por los propios cambios de temperatura y humedad. En general, tener un djembe que esté bastante tenso en un lugar en el que suba mucho la temperatura es un gran riesgo. Para proteger tu djembe, evita dejarlo en el maletero del coche o dejarlo expuesto en lugares en los que haya humedad (sótanos, trasteros…) En este sentido te recomiendo que metas dentro de la funda del djembe los típicos saquitos de sales reguladoras de la humedad. Normalmente las encontramos dentro de los bolsos, o en cajas de zapatos. Ayudarán a que la humedad dentro de la funda se mantenga algo más estable.

Siempre sufro cuando veo que alguien deja de tocar y deja su tambor con la humedad de la noche, al aire… De la misma manera, cuando lo dejan al sol, sin atenderlo. Intenta guardar el djembe en su funda siempre que termines de tocar. Esto hará que el parche te dure mucho más tiempo.

También conviene evitar que la cuerda se vaya pelando o raspando. Esto suele ocurrir al dejarlo tumbado en el suelo. Si se va debilitando, la cuerda tarde o temprano puede terminar rompiéndose.

Para proteger tu tambor adecuadamente, lo ideal es que lo lleves siempre con funda. Además de la funda, yo le pongo otro refuerzo que protege especialmente el parche. Ya que es normal que al transportarlo con más instrumentos que pueda llevarse algún golpe. Te lo puedes fabricar tú mism@ si te apetece y eres manitas. También venden unas fundas que están muy bien para proteger el parche. Te dejo algunos enlaces:

Además de esa funda para proteger el parche, conviene llevar el djembe dentro de una funda que lo proteja por completo. Hay una gama bastante amplia de fundas. Desde las más económicas, fabricadas en una tela más fina; estas prácticamente sólo protegen el instrumento de arañazos.

También hay fundas con un acolchado medio, que ya protegen un poco más de los golpes.

Hay fundas con acolchados de muy buena calidad, y también si le vas a dar un uso intensivo puedes optar por una funda rígida.

Te dejo opciones y variedad de todas ellas.

La calidad de las fundas, además de las costuras y los tejidos utilizados, depende también de la calidad de las cremalleras. Son especialmente delicadas, casi todas las fundas terminan estropeándose por la cremallera. Fíjate en que estén bien construídas y que la cremallera sea robusta y duradera. Siempre serán más caras pero a la larga quizá te ahorres dinero.

A la hora de comprar una funda es importante valorar el presupuesto que tienes disponible, el tipo de uso que vas a hacer. No es lo mismo moverlo ocasionalmente para dar una clase a la semana, que utilizarlo para trabajar y moverlo practicamente a diario. También es importante tener en cuenta si va a estar en un sitio muy protegido de humedad y cambios de temperatura o va a estar mucho más expuesto.

¡Importantísimo! Toma las medidas de tu djembe y compra una funda de su tamaño

Te dejo una tabla de conversión de pulgadas a centímetros, ya que es común que encontremos las medidas en pulgadas.

Si te ha resultado de utilidad este contenido, compártelo. Nos ayudarás a que cada vez más gente ame la música y el tambor.